Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información

Aceptar
ADN Institut centro de genética

Coronavirus y embarazo, ¿qué debo saber?

25-03-2020
Coronavirus y embarazo, ¿qué debo saber?

Si estás embarazada y estás preocupada por saber cómo afectará la situación actual a causa del coronaviurs COVID-19 (o SARS-CoV-2) a tu salud o a la de tu bebé, a continuación te respondemos a alguna de las preguntas que estos días inquietan a las pacientes, así como recomendaciones y consejos a seguir en diferentes situaciones.

Cabe recordar que al tratarse de un nuevo tipo de virus, desconocido hasta el pasado diciembre de 2019, los datos son todavía limitados y hay que actualizarlos constantemente a partir de los resultados derivados de los nuevos estudios.

ADN Institut ha decidido mantener su compromiso con las mujeres embarazadas y por eso sigue ofreciendo el test prenatal no invasivo, mientras el resto de test genéticos no urgentes se han aplazado.

¿Afecta más la COVID-19 a mujeres que a hombres?

No, se considera que el virus SARS-CoV-2 contagia por igual a mujeres y a hombres. De hecho los estudios realizados hasta la fecha demuestran que la proporción de infectados mujeres:hombres es muy similar.

 

¿Tengo más riesgo de infectarme si estoy embarazada?

Aunque los datos que tenemos a día de hoy aún son muy limitados por ser COVID-19 un nuevo coronavirus, se estima que la tasa de infección de las mujeres embarazadas es comparable a la de una mujer adulta y que en caso de infección el cuadro clínico es parecido al de la población joven y sana. Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud alerta que las mujeres embarazadas pueden verse afectadas de manera grave por algunas infecciones respiratorias (como la gripe) debido a que sus cuerpos sufren toda una serie de transformaciones inmunológicas durante el embarazo. Las embarazadas, igual que el resto de la población, deben tomar medidas de protección contra el coronavirus y en caso de contraer algún síntoma deben informar al personal médico.

 

¿Cómo puedo protegerme del coronavirus si estoy embarazada?

Las medidas de protección ante la COVID-19 que deben tomar las mujeres embarazadas son las mismas que para el resto de la población:

  • Tener una buena higiene lavándose las manos a menudo con agua y jabón o desinfectante a base de alcohol
  • Mantener la distancia de seguridad de metro y medio con las demás personas y evitar lugares concurridos o aglomeraciones
  • No tocarse los ojos, la nariz o la boca sin antes haber realizado un correcto lavado de manos
  • Cubrirse la boca y la nariz para toser o estornudar

 

¿Se transmite el coronavirus al feto durante el embarazo?

A día de hoy no existen evidencias que sugieran que en caso de infección por COVID-19 la madre pueda transmitir el virus al feto (transmisión vertical). De hecho, los estudios que se han realizado hasta la fecha en China, donde ya hay datos sobre embarazadas infectadas por COVID-19 que han dado a luz, señalan que la transmisión vertical del virus es improbable ya que todos los test realizados a los 43 bebés nacidos vivos han dado negativo.
Más recientemente, se ha publicado en la prensa que un bebé en Reino Unido y tres en China habrían dado positivo en las pruebas del COVID-19. Cabe destacar, sin embargo, que en ninguno de los casos se ha podido demostrar que el bebé haya contagiado en el útero y los expertos apuntan que lo más plausible es que se hayan infectado después de nacer. En este sentido, es importante recordar que, una vez finalizado el parto, y en caso de que la madre sea positiva para COVID-19, ésta puede infectar su bebé al estar ambos en contacto. Por esta razón, se toman medidas de aislamiento entre la madre y el bebé de hasta 14 días.
Si analizamos la información que tenemos sobre los otros dos coronavirus que han causado síndromes respiratorios a la población en el pasado y para los que disponemos de más estudios (el virus SARS en 2002 y el MERS a 2012), los datos en embarazadas demuestran que en ningún caso hubo transmisión de virus de la madre al bebé.
 

¿Qué debo hacer si tengo síntomas?

Las autoridades sanitarias recomiendan evitar acudir al centro de atención primaria, al hospital o a la farmacia si los síntomas no son graves, ya que de esta manera evitaremos desplazamientos innecesarios y posibles exposiciones al virus. Por esta razón, se recomienda que en caso de presentar síntomas leves (fiebre, tos, o malestar general) se contacte con el 061 o se haga el seguimiento mediante la app que ha puesto en marcha recientemente la Generalitat de Catalunya, Stop COVID-19 Cat. Esta aplicación móvil sirve para que cualquier persona pueda informar de sus síntomas y para realizar un seguimiento a medida en función de cada caso particularmente.

 

¿Debo realizarme un test de COVID-19?

Actualmente, y debido al número limitado de test y recursos de laboratorio en España, existe un criterio de selección para priorizar aquellas personas a las que se realizará una prueba de detección para COVID-19. A día de hoy, y a la espera que lleguen test de detección rápida, el Ministerio de Sanidad prioriza la realización de la prueba a los grupos de riesgo, es decir, al personal sanitario y a la población mayor de 60 años. Además, y a criterio del médico, pueden realizarse test a pacientes que muestren un cuadro clínico compatible con una neumonía causada por el virus, con síntomas evidentes como tos, fiebre y dificultad para respirar, y que además hayan estado en contacto con una persona infectada. En este contexto, y aunque el simple hecho de tener síntomas no es motivo suficiente para justificar la realización de un test en la población en general, la OMS recomienda priorizar a embarazadas que presenten signos compatibles con una infección por COVID-19.

 

¿Qué pasa si doy positivo para COVID-19?

En el caso que la madre no presente síntomas de gravedad, la infección por COVID-19 no es una indicación de finalización inmediata del embarazo por si sola, por lo que se recomienda no avanzar el parto ni practicar una cesárea si no existen otras complicaciones. Aunque hay pocos datos a día de hoy, los estudios previos realizados en mujeres embarazadas en China parecen indicar que la infección no conlleva complicaciones en el desarrollo del bebé. Igualmente, en caso que una embarazada de positivo para la COVID-19, se recomienda empezar un control estricto del embarazo, para controlar si eventualmente existe un retraso del crecimiento intrauterino del bebé o hay riesgos de parto prematuro. Hay que remarcar que no existen evidencias que infectarse de COVID-19 incremente la posibilidad de sufrir un aborto espontáneo.
Aquellas infectadas que no estén de parto, y en caso que presenten sintomatología leve, pueden realizar el aislamiento en su domicilio.

 

¿Puedo realizar el test prenatal no invasivo durante el estado de alarma?

La Organización Mundial de la Salud considera que todas las embarazadas, incluso aquellas con síntomas o incluso confirmadas por la COVID-19, tienen derecho a recibir atención prenatal (y también neonatal y postnatal) de alta calidad. Sin embargo, se aconseja que se reduzca al máximo el número de visitas a los hospitales, por lo que generalmente se aplazan o cancelan todas aquellas citas que no son prioritarias (o se realizan visitas telemáticas cuando no es necesaria la revisión presencial, como por ejemplo en el caso de citas con las comadronas). Aunque se aplacen todas aquellas visitas no preferentes, el embarazo produce situaciones en la que alguna de las revisiones, controles o test deben realizarse en unas semanas concretas y no pueden realizarse más tarde. Este es el caso del test prenatal no invasivo, una de las pruebas que evalúa el riesgo de presentar un feto con anomalías cromosómicas, que debe realizarse entre la semana 10 y 22 de embarazo, límite legal en España para realizar la interrupción voluntaria del embarazo. En este sentido, ADN Institut ha decidido mantener su compromiso con las mujeres embarazadas y por eso sigue ofreciendo el test prenatal no invasivo, mientras el resto de test genéticos no urgentes se han aplazado. Nuestro centro sanitario es, además, un espacio seguro donde no acuden personas con síntomas de infección ni se hospitalizan pacientes, por lo que la carga vírica es menor comparada con los centros hospitalarios. Igualmente, y para extremar las medidas de precaución, se aconseja que las embarazadas acudan solas a la cita y refuercen la higiene de manos.