Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información

Aceptar
ADN Institut centro de genética

¿Sabes que la muerte súbita se puede prevenir?

03-02-2021
¿Sabes que la muerte súbita se puede prevenir?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la muerte súbita como la muerte que sucede de forma natural y no esperada en el transcurso de una hora desde la aparición del primer síntoma. Aunque afecta alrededor de 30.000 individuos cada año en España, es una afección poco conocida por gran parte de la sociedad, ya que sólo aparece en medios cuando este acontecimiento tan trágico ocurre en individuos jóvenes y en el contexto de la práctica deportiva.

¿Cuáles son las causas de la muerte súbita?

Se calcula que el 15% de las muertes súbitas se deben a causas genéticas, principalmente por cambios en el ADN que predisponen al desarrollo de diferentes tipos de arrítmias. Este porcentaje aumenta cuando tenemos en cuenta individuos jóvenes, siendo la principal causa de la muerte súbita cardíaca.  Existen varios tipos de enfermedades genéticas que provocan arrítmias como son las canelopatías, entre las que destaca la síndrome de Brugada, o las miocardiopatías, entre las que destaca la miocardiopatía hipertrófica.

La miocadiopatía hipertrófica se caracteriza por un engrosamiento exagerado del músculo cardíaco que no tiene una causa aparente. Este engrosamiento puede dificultar que el músculo cardíaco bombee la sangre, y la mayor parte de las veces no se diagnostica porque los que la sufren no tienen casi síntomas y pueden llevar una vida normal. Sin embargo, en un porcentaje reducido sí que pueden aparecer dificultades para respirar, dolor de pecho durante el esfuerzo físico, fatiga, arrítmias, mareo, o desmayos, y en algunos casos, llegar a la muerte súbita. Aunque la miocardiopatía hipertrófica es la principal causa de muerte súbita en jóvenes menores de 35 años, existen otras enfermedades genéticas que causan algún tipo de arrítmia, pero en las que aún es más difícil determinar una anomalía del corazón a nivel estructural.


Des de ADN Institut podemos ayudar a la prevención a través de un test genético que incluye la secuenciación y análisis de más de 40 genes asociados al desarrollo de enfermedades que puedan generar arrítmias y por tanto predisponer a la muerte súbita.


Al mismo tiempo, una dieta sana, actividad física regular o abandonar el tabaco son fundamentales para prevenir. Hay que verificar y controlar los factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares e infartos de miocardio, así como la hipertensión o el azúcar alto y la diabetes.

Existe otro tipo de muerte súbita que se produce en los bebés, llamada la Síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL) y que afecta a algunos niños menores de un año. También se la conoce como la “síndrome de la muerte súbita infantil”, “muerte en la cuna” o “muerte blanca”. La SMSL tiene más probabilidades de ocurrir entre los 2 y 4 meses y afecta más a los niños que a las niñas. Cabe diferenciar la muerte súbita en adultos, que puede tener una causa genética, de la muerte súbita del lactante, de causa desconocida aún hoy en día. La SMSL se puede prevenir evitando el tabaquismo durante la gestación y la lactancia, dormir cabeza arriba durante los primeros seis meses de vida, y evitar el exceso de calefacción.